Traducido por el equipo de SOTT.net en español.


En resumen:

El trigo y los productos lácteos contienen péptidos opiáceos que influencian los receptores de endorfinas en el cerebro. Estos péptidos son físicamente adictivos, causan dependencia, asma, obesidad, apatía, ignorancia e insensibilidad. Lo mismo se aplica a los beta-carbonilos de las comidas procesadas.

Para ser precisos e investigativos, no deberías consumir ni lácteos ni productos derivados del trigo. No necesitas esos 'alimentos' en absoluto. (Ver site4 y 13/plantas)

Para obtener todos los nutrientes requeridos y para mantener una mente aguda e investigativa, consume frecuentemente frutas (existen unas 6000 variedades), y algo de alimento animal fresco y sin procesar (como el sashimi o la yema de huevo). Y para la merienda, sólo consume lo que realmente te guste comer (y no porque digan que sea saludable), que contenga poca proteína, pero mucha grasa y/o azúcar, para satisfacer tus deseos de merendar.

En detalle:

Zombis

Observa a tu alrededor; ¿no ves demasiados zombis?

¿Por qué tantas personas actúan como zombis por estos días?

No es natural, ya que toda especie debe reaccionar rápidamente respecto a los cambios, y necesita explorar nuevas oportunidades. Se podría decir que los seres humanos son principalmente "seguidores", tal y como el ganado. Pero por naturaleza, los humanos no viven juntos en grandes cantidades; no somos como el ganado. Hace millones de años, los seres humanos generalmente vivían juntos de a docenas, y no de a miles, o incluso millones. Por lo tanto, muchos de nosotros deberíamos ser curiosos, investigativos y exploratorios.

¿Qué hace que la gente sea tan apática, lenta e ignorante?

Los péptidos opiáceos

Todos saben que al tomar morfina, uno se vuelve lento y apático. Simplemente porque la morfina es una sustancia opiácea.

La única razón por la que nosotros, y otros animales, somos sensibles a tales sustancias, es porque nuestro cuerpo y cerebro contienen receptores para los péptidos opiáceos. ¿Por qué?

Cuando tenemos que salir del peligro, el hecho de estar heridos no nos impide escapar. Por lo tanto, el cuerpo produce péptidos opiáceos para aliviar el dolor, cuando es necesario. Estos péptidos opiáceos se denominan endorfinas. Los maratonistas conocen el accionar de estas endorfinas como 'el vuelo del corredor'; les permite seguir incluso cuando están exhaustos. Sin los receptores apropiados, estas endorfinas (¡y anestesias!) no funcionan.

Además de las drogas y endorfinas, los receptores opiáceos en el cerebro son susceptibles a otras sustancias opiáceas: aquellas que son absorbemos a través del consumo de alimentos. Esto sucede porque casi todos los péptidos se descomponen totalmente en un solo aminoácido en el tubo digestivo. (1) Asimismo, la mayoría de los péptidos opiáceos son difíciles de descomponer. (2)

¿Pero por qué algunos alimentos contienen péptidos opiáceos? ¿Y qué alimentos?

La leche

La leche es siempre, siempre leche materna, para los lactantes. Hemos decidido considerar la leche de vaca, cabra, camello, o de cualquier otro animal, como alimento para los seres humanos, pero está claro que por naturaleza, esto no es verdad. Los seres similares a los humanos existen desde hace 2 a 3 millones de años, y el hombre no empezó a beber leche materna de otros animales hasta hace por lo menos 0.01 millones de años. Durante más del 99% de nuestra existencia, no consideramos la leche de vaca como alimento para los seres humanos.

¿Por qué lo hacemos ahora?

La economía

Cuando los seres humanos emigraron a áreas donde no abundaba la fruta, les fue necesario buscar otros alimentos. En lo que a la economía se refiere, parecía más eficaz tomar repetidamente leche de vaca del ganado en lugar de sacrificarlo para obtener carne. Donde menos fruta había (en el norte de Europa), los seres humanos se adaptaron mejor a consumir leche de vaca; las personas de color son mucho más alérgicas a las proteínas de la leche de vaca y/o a la lactosa que la gente blanca.

¿Pero porqué la leche contiene péptidos opiáceos?

Desde el útero a la leche de pecho

La cabeza humana es relativamente grande, y por ello los niños humanos llegan al mundo tan temprano; en comparación con otros primates, la duración de la gestación debería ser de 21 meses en lugar de 9. Pero para ese entonces la cabeza del bebé sería demasiado grande como para pasar por la pelvis. Por ello los niños humanos en realidad no están listos para el mundo exterior; ¡ni siquiera pueden caminar!

La lactancia ayuda a compensar el hecho de haber nacido demasiado temprano. A través de la leche materna, el bebé recibe toda clase de sustancias mensajeras. Estas sustancias mensajeras estimulan el desarrollo y el funcionamiento de diversos órganos, incluyendo al cerebro. (Ver este sitio) En consecuencia, los niños que han sido amamantados son generalmente más inteligentes que aquéllos que no lo fueron. (Ver este sitio) Y debido a que es tan importante, la leche materna contiene sustancias que deben hacer que el bebé quiera tomar mucha leche todo el tiempo.

Péptidos opiáceos en la leche

Además de los péptidos no-opiáceos que estimulan el apetito, (3) la leche por naturaleza contiene diferentes péptidos opiáceos, ocultos en proteínas lácteas tales como la caseína, la lactalbumina, la beta-lactoglobulina y la lactoferrina.

Los péptidos opiáceos de la leche son: las beta-casomorfinas, (4) las alfa-caseína exorfinas, las casoxinas, las beta-casorfinas, las alfa-lactorfinas, las beta-lactorfinas y las lactoferrinas. (5)

La absorción

Luego de consumirlo, un producto derivado de la leche es digerido en el tubo digestivo. Las enzimas descomponen las proteínas lácteas transformándolas en péptidos normales, péptidos opiáceos y aminoácidos. Para asegurarse de que el bebé absorba los más completos péptidos opiáceos y factores de crecimiento, la leche también contiene sustancias (lactosa, sustancias P) mejorando la permeabilidad de la mucosa intestinal. (6) Y para evitar la su descomposición, estos péptidos son relativamente indigeribles. (7)

Estos péptidos opiáceos generan dependencia física en los infantes, para asegurarse que deseen beber grandes cantidades de leche materna. También hacen que duerman lo suficiente. (8) Por supuesto, estos opiáceos también pueden causar estreñimiento. (9)

Desafortunadamente, los consumidores adultos de leche también absorben estos péptidos opiáceos.

Dado que los fabricantes de alimentos desean que nos volvamos dependientes a los alimentos que venden, podemos encontrar proteínas de la leche y del trigo en gran cantidad de productos alimenticios. Incluso ciertos productos de carne contienen proteínas de la leche y/o del trigo.

El trigo

Las plantas utilizan diferentes tácticas para evitar a los depredadores. Algunas contienen veneno, otras sólo anestesian a sus atacantes, como lo hace el trigo con sus péptidos opiáceos.

Debido a que el trigo contiene péptidos opiáceos, los curas en el antiguo Egipto utilizaban el trigo para alucinar, y en vendajes, para aliviar el dolor de una herida. Todos los productos a base de trigo, como el pan, las pastas, la pizza, las galletas, las tortas y los postres, contienen péptidos opiáceos. Los gobernantes romanos ya sabían que el pueblo no se rebelaría contra ellos mientras estuviera entretenido y se lo alimentara con pan.

Péptidos opiáceos en productos a base de trigo

Una sola proteína-molécula del trigo-gluten contiene 15 muestras de un péptido opiáceo particular. (10) El trigo-gluten también contiene una cantidad de péptidos opiáceos extremadamente poderosos. (11) Algunas de estas moléculas son incluso 100 veces más poderosas que una molécula de morfina. (12)

Los péptidos opiáceos en el trigo-gluten son:
  • La glicina-tirosina-tirosina-prolina(11)

  • La tirosina-glicina-glicina-triptófano (11)

  • La tirosina-prolina-isoleucina-serina-leucina(11)

  • La tirosina-glicina-glicina-triptófano-leucina,(13)que es el más poderoso.
La tirosina-glicina-glicina- también es la secuencia de los primeros tres aminoácidos de las endorfinas, péptidos opiáceos producidos por el cuerpo que influencian a los mismos receptores en el cerebro.

En consecuencia, los péptidos opiáceos del trigo pueden 'sedar' a los intestinos de tal manera que causan estreñimiento. (13) Debido a que ciertos opiáceos del trigo son extremadamente poderosos, es posible curar a algunos esquizofrénicos si no consumen productos a base de trigo. (14)

Para contrarrestar el efecto analgésico de los péptidos opiáceos, generalmente los productos a base de trigo contienen extracto de romero, que es un poderoso 'tónico'.

Las ventajas de los péptidos opiáceos

Por supuesto, los péptidos opiáceos tienen sus ventajas: cuando tus intestinos se mueven demasiado, puedes consumir productos a base de trigo para calmarlos. Y cuando tu estómago contiene muchos ácidos, los productos derivados de la leche ayudan. Cuando tienes dolor de muelas, masticar pan puede calmar el dolor durante unos 10 minutos.

Los productos a base de trigo y los lácteos no son alimentos sino drogas.

Fuentes

La mayoría de las fuentes pueden ser encontradas en la Biblioteca Nacional de Medicina.
  1. Meisel, H. ,Frister ,H. in : Barth, C.A.& Schlimme, E., Milk Proteins : Nutritional, Clinical, Functional and Technological Aspects. Darmstadt 1988 / 143.

  2. Svedberg, J.et al, Demonstration of beta-casomorphin immunoreactive materials in in vitro digests of bovine milk and in small intestine contents after bovine milk ingestion in adult humans. Peptides 1985 / 6 / pag.825-830. , Loukas, S. et al, Opioid activities and structures of alpha-casein-derived exorphins. Biochemistry 1983 / 22 (19) / 4567-4573. , Zioudrou, C. et al ,Opioid peptides derived from food proteins. The exorphins. J. Biol. Chem.1979 / 254 (7) / 2446-2449.

  3. Flood, J.F. et al, Increased food intake by neuropeptide Y is due to an increased motivation to eat. Peptides 1991 / 12 (6) / 1329-1332. , Koldovsky, O., Search for the role of milk borne biologically active peptides for the suckling. J.Nutr. 1989 / 119 (11) / 1543-1551.

  4. Teschemacher, H. et al, Chemical characterization and opiod activity of an exorphin isolated from in vivo digests of casein. FEBS Lett. 1986 / 196 (2) / 223-227. , Chang, K.-J. et al, Isolation of a specific mu-opiate receptor peptide, morphiceptin, from an enzymatic digest of milk proteins. J. Biol. Chem. 1985 / 260 (17) / pag. 9706-9712.

  5. Teschemacher ,H. et al, Milk protein-derived opioid receptor ligands. Biopolymers. 1997 / 43 (2) / 99-117.

  6. Bell, R.R. et al, The influence of milk in the diet on the toxicity of orally ingested lead in rats. Food and Cosmetics Toxicology 1981 / 19 / 429-436. , Lembeck, F. et al ,Substance P as neurogenic mediator of antidromic vasodilation and neurogenic plasma extravasation. Arch. Pharmacol. 1979 / 310 (2) / 175-183.

  7. Read, L.C. et al, Absorption of beta-casomorphins from autoperfused lamb and piglet small intestine. Am. J. Physiol. 1990 / 259 (3 pt 1) / G443-452.

  8. Koldovsky, O., Search for the role of milk borne biologically active peptides for the suckling. J.Nutr. 1989 / 119 (11) / 1543-1551. , Buts, J.P. Bioactive factors in milk. Arch. Pediatr. 1998 / 5 (3) / 298-306.

  9. Iacono, G. et al, Intolerance of cow's milk and chronic constipation in children. New England Journal of Medicine 1998 / 339 (16) / 1100-1104.

  10. Fukudome, S. et al, Release of opioid peptides, gluten exorphins by the action of pancreatic elastase. FEBS Lett. 1997 / 412 (3) / 475-479.

  11. Fukudome, S. et al, Gluten exorphin C : a novel opioid peptide derived from wheat gluten. FEBS Lett. 1993 / 316 (1) / 17-19.

  12. Max ,B., This and that : an artefactual alkaloid and its peptide analogs. Trends Pharmacol. Sci. 1992 / 13 (9) / 341-345.

  13. Fukodome, S. et al, Opioid peptides derived from wheat gluten : their isolation and characterization. FEBS lett. 1992 / 296 (1) / 107-111.

  14. Dohan, F.C. ,Genetics and idiopathic schizophrenia. Am. J. Psychiatry 1989 / 146 (11) / 1522-1523. , Dohan, F.C. ,Genetic hypothesis of idiopathic schizophrenia : its exorphin connection. Schizophr. Bull. 1988 / 14 (4) / 489-494. , Paroli, E. et al, Opioid peptides from food (the exorphins). World Rev. Nutr. Diet. 1988 / 55 / 58-97. , Morley, J.E., Food peptides. A new class of hormones ? J. Am. Med. Assoc. 1982 / 247 (17) / 2379-2380 , Ross-Smith, P. et al, Diet (gluten) and Schizophrenia. J. Hum. Nutr. 1980 / 34 (2) / 107-112.