2 ene. 2010

Marx y la URSS

Esta es solo una reflexión que me causó leer un texto sobre la caída del muro de Berlín que resaltaba demasiado una liberación de un ente súmamente esclavizante: el comunismo y el pensamiento Marxista.

No niego, como muchos quisieran, que la URSS fue una vergüenza en casi todo lo que tiene que ver con el respeto de los seres humanos y su dignidad, sin embargo, es importante ver con ojo crítico lo que "ganamos" como seres humanos, ese día de 1989.

En verdad el pensamiento Marxista no influyó al comunismo soviético. Cuando uno lee a Marx uno puede ver realmente que su pensamiento es muy diferente a cualquier dictadura que se haya hecho en su nombre a través de la historia.

El comunismo planteado por Marx es realmente increíble en humanidad o humanismo, y su análisis estructural de la sociedad, ya sea capitalista o comunista o lo que fuera, se pasa de obvio en nuestros tiempos de "LIBERTAD".

Lo que sucedió en La Unión de Repúblicas "Socialistas" Soviéticas, es lo mismo que escuchamos con frecuencia en los discursos de Bush y ahora (más camuflados) en Obama, presidentes que utilizan ciertos ideales de los seres humanos como la Democracia, la seguridad, la libertad, etc., para justificar la guerra y la invasión de pueblos que, en verdad, parecen tener ciertas cosas que son necesarias para obtener algo de CAPITAL.

La novela "La Rebelión en la Granja" de George Orwell es una excelente "reseña histórica", escrita en metáforas, de lo que sucedió en la URSS; una rebelión que se inició con unos ideales verdaderos y concluyó con un tirano aprovechándose de la respuesta de la gente a esa idea debido a su anhelo de libertad, aprovechándose para sacarle el jugo a esa fuerza que generan los ideales, pero un jugo que solo algunos tomarían.

En términos de aplicación teórica, la URSS nunca fue socialista ni comunista. Por eso ya ni siquiera se le dice "régimen comunista", se le dice STALINISMO y entra dentro de los regímenes menos humanos de la historia. Es verdad.

Pero sería muy interesante ver que ahora tampoco somos libres. Ahora ante la caída del "coco" comunismo que amenazaba a nuestra preciosa libertad, no llegamos a tenerla y quién diría, parecemos más esclavos, ya que, no tenemos conciencia de nuestras cadenas, sutiles; no tan obvias como en la explotación de antes, no tan visibles como los castigos que se hacían a los obreros de antes. Cadenas casi invisibles que consisten en ideas metidas en la mente humana, en un paradigma que invita a permanecer en la línea establecida, en un conformismo de todos ante la vida vacía que propone la sociedad del bienestar para unos cuantos, indiferencia de muchos que representan los menos ante la muerte, el dolor y la miseria de otros que representan los más... Y es que uno tiene que entrar en contacto con estos para poder comprender su miseria.

El tema TEÓRICO del capitalismo y el comunismo, consiste en verdad en eso, en la libertad y la humanidad. Esta sociedad promueve ciertos comportamientos, ciertas formas de vida, de comprensión de la realidad, de finalidades, que son completamente inhumanos, pero que se han hecho tan normales que ya nadie considera que los mismos están mal, se consideran como parte de la conducta deseada, esperada para los individuos.

Yo siempre opto por decir que los abusos siempre son nocivos, en este caso el extremo de cada ideología es la pérdida de la libertad. En un caso para fundirse con el sistema y perder la individualidad, en el otro para ser un individuo separado al que no le importa más que su bienestar y, con suerte, el bienestar de algunos cuantos que lo rodean, además, hablando de un bienestar no tan real sino basado en la satisfacción hedónica de placeres que no siempre lo llevan a uno hacia el bien, ya sea físico o psicológico.

Marx habló del ser humano, de sus necesidades, del poder de unos sobres otros, y de cómo ese poder de unos sobre otros genera un espectro amplio de ideas, instituciones, conocimientos, leyes, etc., etc., que sirven a esos unos poderosos a mantenerse en su lugar.

Todo eso, hasta donde yo leí, porque tampoco soy una experta en obras de Marx, pero lo que hasta ahora entiendo es que habló de un sistema donde los seres humanos, despreocupados hacia la lucha constante por la posesión, se dediquen a desarrollarse como personas, a realizarse a través del trabajo y a fortalecer las relaciones humanas basadas en la humanidad y no en el interés instrumental con el cual nos tratamos en estos tiempos... Eso sí, comprendiendo la importancia de colaborar con la sociedad con lo que uno pueda colaborar, ya que la sociedad es la que da los medios para poder desarrollarse.

Parece todo muy imposible, muy dificil, muy raro... Pero es porque hay que pensar completamente diferente para poder comprender ese tipo de sociedad. El cambio por eso, está en las cociencias de cada uno de nosotros, la "desprogramación" del sistema que ha sido programado en nuestra psique, en nuestro cerebro, y "reprogramación" por un lado social y por otro lado personal.

Definitivamente la URSS no logró esto y yo diría que ni siquiera lo intentó.