25 sept. 2008

Ensayo para la facu

Material de inspiración: Emociones y Lenguaje en Educación Política (Maturana)

Introducción

En este texto, al autor habla, en la primera parte, de la “objetividad entre paréntesis” y, en la segunda parte, de las emociones como determinantes de las interacciones humanas. La objetividad entre paréntesis critica la perspectiva de la objetividad extrema, manifestando que, verdaderamente, no podemos separarnos de nuestra subjetividad para aprehender la realidad. Las emociones como determinantes de las interacciones humanas representan un planteamiento diferente al que solemos escuchar y leer sobre como se fundan las relaciones sociales y cómo actúan las emociones en las mismas.

Si bien estos temas no suelen ser blanco de discusión para la mayoría de las personas, personalmente me resulta sumamente interesante, ya que, forma parte de mí propia búsqueda de argumentos, para fundamentar una idea que se viene desarrollando ya por un tiempo. La ciencia entendida como una estructura incuestionablemente objetiva y sus leyes comprendidas como verdades universales, son problemáticas que llevan una chispa que está por estallar. Las emociones, siempre mantenidas al margen de la racionalidad, fueron “borradas” tapadas, y ya no vemos cómo las mismas afectan en todos los ámbitos de nuestras vidas, pues ellas son parte esencial de la humanidad, y la solución no es taponarlas sino comprenderlas, aceptarlas, vivirlas y, de vez en cuando, saber controlarlas.

Desarrollo

Comenzaré desarrollando un poco la primera parte. La objetividad entre paréntesis. En el texto Maturana cuestiona nuestra habilidad o capacidad de conocer una realidad que esta afuera de nosotros y existe independientemente de nosotros. Él mismo nos demuestra como biológicamente no estamos capacitados de discernir entre realidad e ilusión, sino que esa habilidad la tenemos desde un aspecto que no necesariamente ocurre en nuestro aparato neurológico.

Este punto me resulta muy interesante, ya que, muchos filósofos y científicos han planteado esto antes, buscando demostrar que gran parte de lo que nosotros llamamos VERDAD, es lo que se fue estableciendo con ese criterio a través de la historia, hasta el momento en que nos encontramos. Kant, con su fenomenología ya planteaba que existe ese mundo del cual hablé anteriormente (externo e independiente), pero que nosotros no poseemos la capacidad de conocerlo “objetivamente” porque filtramos el mundo a través de nuestra propia manera de percibir. Aquí el planteaba que los seres humanos sí o sí percibimos las cosas en un espacio y en un tiempo, que éstas son ideas innatas en la humanidad y que por lo tanto, nosotros no percibimos el mundo en sí mismo, sino fenómenos espacio-temporales. Lo importante de esta visión es el planteamiento de que existe un filtro que nos hace percibir de una determinada manera.

Paul Watzlawick, también plantea, en su teoría de la comunicación, que existe un tipo de comunicación llamada intracomunicación, en la cual captamos la información externa y la analizamos, antes de poder emitir algún mensaje. En esta intracomunicación existen filtros que determinan como se dará la recolección de datos y cómo las interpretaremos. El filtro más importante es nuestra percepción selectiva: Cuando nosotros percibimos el mundo que nos rodea, nuestro cerebro es capaz de percibir exactamente TODO lo que los sentidos le transmiten, brisa, olores, colores, objetos, sonidos, TODO. Sin embargo, está entrenado para retener conscientemente, solamente aquello que sea importante. Lo importante está determinado por nosotros, nuestra subjetividad. Aquí entran los otros filtros que determinan lo que vamos a retener y lo que no. Los pre-conceptos ya establecidos en nosotros tienen un papel importantísimo, ya que ellos determinarán lo que existe y lo que no existe, lo que es normal y lo que no es, los conceptos para cada objeto, etc., etc., etc.,. También nuestra Atención juega un papel importante, ya que muchas cosas llamarán nuestra atención y otras no (esto en parte también está determinado por nuestro pre-conceptos).

En fin, lo que quería expresar era como, otras personas plantean que nuestra subjetividad es importantísima en el conocimiento de nuestra realidad y que no podemos, como dice Maturana, dejar de lado nuestra subjetividad para analizar un mundo externo a nosotros. Es por esto que él nos aconseja poner esa objetividad entre paréntesis, como diciendo que la misma está limitada ya que depende de nosotros. Al mismo tiempo, no podemos pretender que la ciencia se base únicamente en subjetividades, por lo tanto se tiene que buscar cierta objetividad para no caer en errores por hacer juicios subjetivos que no tienen ninguna base más que una emoción no percibida, por ejemplo.

En la segunda parte, Maturana nos habla de las emociones como determinantes de las interacciones humanas. Él plantea que para que exista verdadera interacción tiene que existir alguna emoción y dice que existen dos emociones fundamentales para estas interacciones: El amor y el rechazo.

¿Por qué estas dos emociones fundamentales? Pues porque el amor une, acepta al otro como un igual, el rechazo, separa, no acepta al otro como un igual. Es en la unión y la separación en lo que se basan la mayoría de las relaciones humanas. Entonces, para Maturana el Amor es “la emoción fundamental en la historia del linaje homínido al que pertenecemos”, ya que, para que se produzcan sociedad, culturas, lenguas, herramientas, estados, etc., etc., la sociedad tuvo que haberse unido, y para que se hayan unido se tuvieron que amar, tuvieron que aceptarse como “legítimos otros en la convivencia”, para poder buscar luego una organización donde todos sean felices.

Es así que Maturana plantea que es por rechazo que se generan conflictos y que, creando el rechazo entre los seres humanos es que los gobiernos actuales nos manipulan para que nos exterminemos entre nosotros, pues crean excusas para que creamos que “los otros” son nuestros enemigos, los otros no son legítimos otros en la convivencia, son otros que no son iguales a nosotros por el simple hecho de ser seres humanos, son otros inaceptables a los que no les concedemos lugar en nuestros corazones.

Es por esto que Maturana también concluye que las relaciones sociales son solamente aquellas basadas en el amor, esto es, la aceptación y el respeto mutuo. Las relaciones como las laborales, basadas en la venta del tiempo y habilidad de uno por dinero, basadas en el poder de un jefe sobre un empleado, no son relaciones de aceptación y respeto, sino relaciones de poder, compra y de venta de uno mismo.

También explica Maturana que para que exista la ética es necesario el amor, ya que para que nos preocupemos por el bienestar de los demás y busquemos una felicidad individual considerando las consecuencias de nuestras acciones en una comunidad humana, considerando que los demás también tienen el derecho de ser felices, como yo. Es necesario que amemos a los demás y a nosotros mismos. Debemos amarnos, para poder cuidarnos y preocuparnos por nuestra felicidad y realización personal y debemos amar a los demás, considerándolos como legítimos otros en la convivencia, por más alejados que estén. Si existe una ética, una preocupación por el bien estar humano, es porque amamos a los humanos. Y aceptamos a los mismos como seres humanos, con un valor por ser, simplemente, lo que son.

Conclusión

Personalmente, considero que estas dos perspectivas son sumamente originales con respecto a la monotonía de los contenidos convencionales que reverberan por todas partes. Si bien estas ideas se ven expresadas por diferentes personas y culturas, a través de la historia de la humanidad, actualmente contamos con una ideología predominante, llamada “occidentalismo”, en la que solamente las ideas, principios, valores, leyes, costumbres, fines, etc., occidentales, son los que valen para el resto de la humanidad y los que tiene que ser aceptados y experimentados como universales.

Vivimos bajo la amenaza de un fundamentalismo occidental que es capaz de destruir todo lo que no sea compatible con su ideología y lo aceptamos. Aceptamos cuando nos dicen que son los “terroristas” fundamentalista, islamitas, musulmanes, los que nos amenazan. Sin embargo, vemos todos los días que el verdadero TERROR es causado por estos líderes y que los verdaderos fundamentalistas que promueven una ideología homogénea que se esparce a través de los medios de comunicación y las tecnologías de la información, que poco a poco se fueron apoderando del mundo, creando rechazo, odio, diferencia, competencia, antes que aceptación, amor, igualdad y solidaridad.

¿Cuál es el mundo en el que vivimos? Pregúntense eso… y es tan simple ver que estamos atados a una realidad creada. Donde la VERDAD es una idea consensuada, impuesta. Donde la objetividad de ver un mundo externo se considera la capacidad de ir de acuerdo a los principios que fueron establecidos. Donde la base de las relaciones es la envidia, la competencia y, principalmente, la carencia personal, el hecho de que seamos seres incompletos y busquemos completarnos con otras personas.

Mirando un mundo así, es obvio que las enfermedades mentales vayan en aumento, que las personas se sientan cada vez mas vacías, que sus vidas carezcan de sentido, que la cohesión social sea psicótica, disociada de la realidad, y que cada vez hayan más locos que no son más que personas que vieron todo esto y no soportaron adecuarse a una realidad tan absurda.


Yasmin Peña Favarato
2008

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ok... ehmmm... ok... koff, koff...

hay bastante que quiero decir como siempre... aunque la se me suele poner en frente el super juego de la utilidad de las cosas... pero es mas facil ganar la disputa dando la espalda y generando silencio.

dentro de la introduccion podemos añadir que, el hecho de que se trate a la ciencia como "una estructura incuestionable, objetiva de leyes comprendidas como verdades universales" corresponde, en la mayoria de los casos, a los indiviudos que son ignorantes ante todo lo que abarca plantearse a si mismos, como la proposicion que mas se ajusta a una gama de fenomenos de la realidad, el hecho de que la "realidad" externa a nosotros es lo que existe independientemente de nuestra percepcion...

estadisticamente hablando, es una minoria en el mundo el grupo de personas que tratan estos temas... en general, la mayoria de las personas responderian a la pregunta sobre el concepto de ciencia con otro concepto pobremente desarrollado, por ejemplo... que es la ciencia? la ciencia es la verdad... ahap, ya... que es la ciencia? la ciencia no sirve para nada... ehm ok...

en todo caso, alguien que plantearia esto ultimo... a la ciencia como cierto enemigo de la "verdad" seria alguien que cree en que, de cierta forma no existe una "realidad" externa a nuestra percepcion... en este caso la ciencia seria un sistema para detener el desarollo de la increible (pero oculta) capacidad del ser humano para crear objetos para su propia percepcion y para la de otros con su creatividad y algo mas (capacidad x, psi) podriamos compararlo con telekinesia o vision remota y otras muchas manifestasiones que supuestamente ya ocurrieron.

Tengo que leer el libro para intentar entender que trato especialmente de decir a demas de algo tan evidente para la gran mayoria de las personas que piensan como describi primeramente, no podemos separarnos de la subjetividad, claro que dentro de esto, la objetividad (una palabra como cualquier otra) puede tomarse de varias formas, en este caso describimos lo inalcanzable, y en otros casos seria la caracteristica de un metodo "cientifico", se intenta separar de la subjetividad en cuanto al gusto de lo que se esta investigando y el resultado de la investigacion, claro que al captar, y al transmitir, en todo momento seguimos sujetos al otro tipo de subjetividad (no podemos hablar de ninguna palabra en un solo sentido en todo momento!)

Por ejemplo, y no estoy tan seguro de decir esto (bueno, no estoy muy seguro de la mayoria de las cosa) la cultura oriental, el budismo, el taoismo, y otros basan sus descubrimientos en la experiencia vivida, sea por la meditacion u otras formas, y se suele transmitir de que estas experiencias no pueden ser expicadas por el hablar sino solamente por el vivir, mientras la ciencia basa sus descubrimientos en la experiencia vivida y hacen lo posible por que estos descubrimientos se puedan transimir para otras personas al nivel del descubrimiento y para la mayoria que no esta al nivel.

Estoy de acuerdo con la mayoria de los planteamientos expuestos en tu ensayo... no en la manera en la que estan expuestos, pero supongo que entiendo mas o menos lo que queres decir.

No creo por ejemplo que lo que exista dependa de nuestra percepcion (no dije eso ya?) en ese caso, el hecho de que exista y se presente ante nosotros (de alguna manera) algun objeto que no podiamos concebir, no va a impedir que nuestros sentidos capten ese objeto (claro que si se puede captar con nuestro sentidos (si tambien se quiere se puede hablar de habilidades ocultas del ser humano))

En cuanto al rechazo se trata, no entiendo del todo la idea del autor, debido a la plena diferencia de percepcion de lo que existe por parte de cada ser humano (y otros talvez) estamos en constante conflicto entre todos... claro que no todos se dan cuenta, mientras no compartan sus ideas que estan en conflicto, el amor del que se habla seria la aceptacion de la diferencia de los otros... que es lo que pusiste mas adelante.

La base de la convivencia es la competencia por los recursos, por eso la competencia.

Cuantos puntos te dieron por el ensayo?

+++++++++++++++
+.:/=\rtyzan:.+
+++++++++++++++

José dijo...

Hola Yas, tanto tiempo, soy José, que bueno que tengas un blog donde te animes a exponer, no lei a Maturana, si a un tipo que toma muchas cosas de él, un sociologo alemán llamado Luhman, creo que toma conceptos como clausura operacional y otros que tienen que ver con la perspectiva sistemica, discutio mucho con Habermas, por otra parte quisiera señalar algunas cuestiones para seguir pensando:
La ciencia. Que tema más dificil, el último Husserl creo dijo que la Razón no es más que el último mito de la etnia occidental, algo que está cerca de tu planteo en torno a la hegemonía de los valores occidentales, aunque valdría problematizar, ¿no es la posmodernidad con su exaltación (no niego que muy seductora)de la diferencia, de la multiplicidad, de la heterogeneidad y la deconstrucción de todo concepto trascendental también parte de los nuevos valores occidentales, por cierto muy de moda en las academias del primer mundo? ¿hasta qué punto la homogeneización no fue una lógica cultural propia del capitalismo de bienestar de posguerra? ¿sigue siendo hoy la lógica? ¿no somos acaso todos muy tolerantes con el "otro"? ¿no es muy politicamente correcto ser hoy multicularista? ¿y todo esto no convive muy bien con las diversas formas de poder en esta epoca?
Respecto al tema del objeto, la percepción y la objetividad, es un gran embrollo, mi "postura", es que no existe objeto, percepción ni sensación en estado puro, sino únicamente mediado por alguna formación discursiva, que puede ir desde el sentido común más ramplón (suponiendo solo por un minuto de que el sentido comun tambien siga siendo una instancia de homogeneidad) hasta la episteme más sofisticada, la subjetividad no debería confundirse con la "persona" (esa entelequia liberal basa en la ilusion de la unidad del yo, autocentrada y esencial), la subjetividad también se inscribe en un proceso de "socialización" (como gusta decir al sociologismo), de interiorización de estructuras externas, somo más sujetos de que sujetos para, bueno me alegro de poder leer cosas tuyas y espero volver a hablar en algún momento, un beso

José